Descubra connosco

GO UP

Descubre la Historia

Melgaço es uno de esos lugares que se guardan en nuestra memoria. Por los paisajes, por la gente de alma y corazón, por los sabores genuinos y únicos.

Aquí hay naturaleza, cultura, historia y patrimonio. Hay saberes y tradiciones preservados en el tiempo y el espacio. Desde los monumentos megalíticos hasta los restos del dominio romano, es posible encontrar varios atractivos que nos transportan a un universo único de descubrimiento: Los puentes que guardan misterios y leyendas, los pueblos que salpican el paisaje, las líneas de agua cristalina, los riqueza de la fauna y de la flora, las rutas de senderismo.

La historia milenaria de Melgaço ofrece una riqueza de tradiciones, historias, leyendas y testimonios de experiencias pasadas.

Prehistoria e Imperio Romano

Un territorio con ocupación humana milenaria

En la meseta de Castro Laboreiro se encuentra una de las necrópolis megalíticas más grandes e importantes de la Península Ibérica, que data del Neolítico a la Edad del Bronce. También es aquí donde se encuentran los Grabados Rupestres de Feiral, testimonio que proviene de la Edad del Bronce Final y de la Edad del Hierro.
También es posible ver vestigios del imperio romano en Melgaço, como el Ponte da Cava da Velha o el Ponte das Cainheiras.

Historia Medieval

Patrimonio Medieval

La fortaleza medieval de Melgaço, construida por D. Afonso Henriques, ubicada en el centro del pueblo, fue el principal punto estratégico militar del Alto Minho en el s. XII. Ochocientos años después, todavía es posible visitar testimonios de esa época, entre los que destacan los castillos de Melgaço y Castro Laboreiro, la Igreja Matriz de Melgaço y la iglesia románica de Paderne o el monasterio de Fiães.

«De casa às costas»

Descubre las Brandas y las Inverneiras

En Melgaço, los pueblos típicos conservan su historia milenaria en el tiempo y el espacio. A través de una pequeña caminata es posible conocer a las pocas familias nómadas que se mueven entre las Brandas -pueblos que se encuentran en tierras altas y soleadas y más aptos para el calor- y las Inverneiras -pueblos que se encuentran en valles resguardados que les permiten protegerse de los rigores atmosféricos del invierno en la montaña.

Un sistema de ocupación único en el mundo

Para saber más sobre esta realidad tan envolvente, visite el Centro Museológico Castro Laboreiro y la Puerta Nacional Peneda-Gerês en Lamas de Mouro.

En la ruta de la trashumancia

En la zona más montañosa de Melgaço, los pueblos que se instalaron aquí a lo largo de los años siempre buscaron una gestión más eficiente y sostenible de sus recursos naturales, recurriendo a los lugares más altos y frescos en el verano, lo que supuso un gran apoyo para el pastoreo y agricultura (Brandas). Los pastores, también llamados brandeiros, realizaban lo que se denomina trashumancia, que es el movimiento estacional de sus animales, acompañándolos a las zonas más altas en busca de pastos frescos y aguas cristalinas y liberando las tierras bajas para el cultivo agrícola.

Tierra de frontera: emigración y contrabando

Es en Cevide que se encuentra Marco de Fronteira nº1 PT/ES. El lugar nos transporta a los tiempos de la emigración ilegal y el contrabando en los años 60 y 80 del siglo XX. También es posible visitar, en Vila de Melgaço, el Espaço Memória e Fronteira construido en memoria de un pasado reciente y que permite revivir y perpetuar las historias de clandestinidad vividas en la frontera y que forman parte de la identidad cultural de Melgaço. 

Sugerencias

    Sorry, no posts matched your criteria.